El campeón del mundo que ahora juega en una liga amateur

Aquella generación que jugó el mundial sub 17 de Perú en 2005 ilusionó a todos los mexicanos, ver  jugar a esos chicos era algo especial, se veía una selección mexicana sub 17 unida, una selección nacional que los mexicanos disfrutaban ver y que emocionaron hasta las lágrimas a muchos.

Esa generación de futbolistas logró el campeonato mundial, uno de los mayores logros en la historia del fútbol mexicano que hizo pensar a más de uno que estos chicos cambiarían por completo el fútbol nacional.

Nombres como Carlos Vela, Giovani Dos Santos, Efraín Juárez, Jorge Hernández, Patricio Araujo, Omar Esparza, Héctor Moreno, Sergio Arias, César Villaluz comenzaron a hacerse bastante eco en los medios de comunicación y la afición mexicana. Desafortunadamente muchos de esos futbolistas en la actualidad no lograron trascender como lo idealizaron los medios de comunicación en 2005.

Algunos de los nombres mencionados han quedado ya en el olvido, uno de los casos más dramáticos ha sido el del arquero de aquella selección sub 17: Sergio Arias.

Aquel mundial sub 17 donde México fue campeón Sergio Arias solamente recibió 3 goles en todos los partidos disputados por la selección, pero su regreso a su regreso a México las cosas no pintaron de la mejor manera para el portero.

En una entrevista que El Mochis concedió a la periodista de ESPN Marisa Lara, el jugador platica lo complicado que ha sido su vida en el fútbol y como ha llegado de tocar la gloria en aquel mundial sub 17 a jugar ahora de manera amateur.

Cuando regreso yo sabía que era muy difícil, para pasar de la sub 17 a la primera división era un gran abismo. Aparte estando en Chivas era competir con grandes porteros y que te dieran la oportunidad era muy difícil estaban Oswaldo Sánchez que era mi ídolo, Talavera atrás, estaba Michel entonces era muy difícil.

Sergio Arías no logró debutar en primera división, su carrera prácticamente la vivió en la liga de ascenso. Además de eso la vida del futbolista tuvo un momento bastante fuerte y especial a la vez, pues el nacimiento de su hija fue un auténtico milagro ya que nació con muchas complicaciones que hacen que la pequeña sea un milagro de vida.

Precisamente es su hija quien ha sido el motor principal para Sergio Arias, pues ante el posible retiro del fútbol después la finalización de su contrato con el equipo de Cimarrones, el deseo de su hija es seguir verlo jugar.

Actualmente se encuentra sin equipo, pero se está manteniendo en forma jugando en un equipo amateur a la espera de una oportunidad en el próximo draft del fútbol mexicano.

Los que me conocen, los que estuvieron conmigo saben la persona que soy, saben lo que trabajé y luché. Si no me alcanzó futbolísticamente hablando para ser un jugador “de los buenos” no importa, yo me voy feliz, me voy contento con la experiencia que tuve de vida, me voy muy contento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *