¡EX ESTRELLA DEL MADRID, REVELÓ CUÁNDO SUFRIÓ ABUSO SEXUAL EN LOS VESTIDORES!

El futbol además de ser el deporte más visto en el mundo, el deporte dónde se mueven unas cantidades exorbitantes de dinero, tampoco está exento de los escándalos.

Por dar un ejemplo del mayor escándalo que ha visto el mundo del futbol, ha sido el del ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, acusado de corrupción en la elección de la sedes para el mundial de 2018 y 2022.

Dejando a un lado el tema que manchó al futbol y a su ex presidente hace dos años, el día de hoy hablaremos de otro escándalo qué cuando fue publicado, sorprendió a más de uno. Expondremos el caso, de un jugador francés que pasó por muchos clubes de élite como profesional, entre ellos: Real Madrid, Arsenal, Juventus, PSG y el Chelsea por nombrar a algunos de los tantos equipos para los que jugó.

Nicolas Anelka, fue un jugador que siempre prometió mucho pero en realidad su carrera futbolística fue de puros “destellos”. El jugador nunca encontró una estabilidad en ningún club. Los problemas en vestidor y fuera de las canchas, fueron los motivos por los cuales no pudo sobresalir como él hubiese querido.
A finales de los 90´s, cuando jugaba para el equipo del Arsenal, fue ahí cuando sufrió una de las situaciones más vergonzosas para un jugador, una situación que por increíble que parezca, fue una realidad.

El ex jugador en su autobiografía declara que después de jugar un partido contra el Fulham, tuvo una discusión con Patrick Vieira (defensa del Arsenal en aquel entonces) debido a una jugada en la que Anelka tuvo la oportunidad de anotar un gol, pero ya que el sol lastimó sus ojos, se convirtió en una falla y a causa de ese momento, su compatriota lo miró de una forma no muy amigable; así lo relata el ex delantero:

El sol cegó mis ojos. ¡No fue mi culpa! De todos modos, Vieira me echó una mirada furiosa y yo sabía que estaba en problemas. Después en las duchas se volvió contra mí y yo le respondí, sabiendo que no debí haberlo hecho, pero le llamé: “jodido larguirucho patoso”. Al principio solo me miró con sus ojos huecos. Entonces ¡ZAS! Cuando estaba sentado me dio una bofetada en la cara con su pene.

Después relata su sentir ante bochornoso momento:

Era como ser golpeado por un salmón húmedo. ¡Nadie podía creer lo que estaba viendo! ¿Te imaginas lo vergonzoso que es que te den una bofetada e la cara con una puerca espada de 14 pulgadas (35.5 cm) delante de tus compañeros? Fue el peor momento de mi vida. Nadie dijo nada durante lo que pareció una eternidad.

Y el jugador finaliza con lo siguiente:

El silencio solo se rompió cuando Ashley Cole preguntó: “¿Es mi turno?”. Fue entonces cuando supe que tenía que irme. Cuando Wenger se enteró de lo que había hecho, simplemente le chocó la mano a Vieira y gritó: “¡Y es por eso que él es el capitán. Mira qué cosas!”.

¿Qué harías ante una situación similar? ¡Comenta en nuestra página de facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *