¡De México para el mundo! Cruz Azul ya tiene equipo ¡En Chile!

Aquellos colores y colores que nacieron en Hidalgo y después se trasladaron a la Ciudad de México para volverse en uno de los equipos más populares en la historia del fútbol mexicano ya ha traspasado fronteras.

Cruz Azul es un club con mucha tradición en México pero ¿te imaginarías que hay otro equipo de fútbol inspirado en la maquina celeste del Cruz Azul? Pues sí, sí lo hay y juegan en Santiago de Chile en el Campeonatos de Inmigrantes.

Se trata del Cruz Azul de Haití, equipo de fútbol fundado por Valentín Asse en el año 2012 quien primeramente jugó en Santo Domingo, República Dominicana donde jugaban a escondidas por los fuertes problemas con los inmigrantes en la isla caribeña. Así comenzó el sueño de este Cruz Azul formado por inmigrantes haitianos, algunos de los cuales eran jugadores profesionales en su país pero debieran salir debido a las dificultades que representaba vivir en su país.

El vuelo a Santiago de Chile de este equipo se dio en 2014, cuando Valentín Asse se dio cuenta de que en Chile el equipo tendría más oportunidad de trascender y fue cuando decidieron crear una cuenta de Twitter que llegó hasta Armando Vanegas, un fiel aficionado del Cruz Azul que al ver el tweet deicidó contactar de manera inmediata al responsable del equipo:

El entrenador del equipo es Roberto Oreste, chileno de 25 años comenzó a platicarle la historia del equipo a Armando y supo de las dificultades a las que sus jugadores se han tenido que enfrentar, por lo que decidió crear una campaña para ayudar al club y así crear la campaña #Los35Azules con el fin de conseguir 35 voluntarios que donaran playeras del Cruz Azul y así pudieran jugar con el las playeras de la maquina cementera del Cruz Azul.

Fue entonces que los tweets del equipo llegaron hasta los ojos de Marc Crosas y el Chaco Giménez quienes hablaron con la marca que viste a Cruz Azul para completar el uniforme del equipo y así pudieran jugar con uniforme completo:

Una vez más el fútbol nos muestra su otra cara, la cara que nos enamora de este maravilloso deporte, el lago humano del fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *