¡Estalló la Bomba! Cavani y Neymar a nada de llegar a los golpes.

¡Vaya problemas los que están teniendo en París! Cuanto todo indicaba que en el París Saint Germain por fin tenían un equipo con el que habría aspiraciones para ganar la ansiada UEFA Champions League todo indica que el equipo tiene más problemas que nunca.

Ayer dimos a conocer el pleito entre Neymar y Edinson Cavani por quien tendría que cobrar los tires libres y penales en el equipo y como Dani Alvés intervino a favor del brasileño, pues bueno, el diario L’equipe ha lanzado un reportaje especial en donde sacan a la luz que la discusión no quedó solamente en el terreno de juego sino que se fue hasta los vestidores, en donde incluso el capitán Thiago Silva tuvo que intervenir para que Cavani y Neymar no llegaran a los golpes.

En Barcelona Neymar estaba acostumbrado a alternar en el cobro de Penaltys con Lionel Messi, pero en el PSG parece que Cavani no está dispuesto a hacer lo mismo que el argentino, por lo que le habría recriminado su actitud al brasileño quien no reaccionó de la mejor forma, tanto que Thiago Silva tuvo que entrometerce entre ambos para que los sudamericanos no llegaran a los golpes.

Cuando todo parecía que iba de maravilla en tierras parisinas parece que el fichaje estrella del PSG no está dispuesto a compartir estrellato con Edinson Cavani, quien según comentan diversos medios franceses, se está quedando sólo en el vestidor desde la llegada de Neymar.

Edinson Cavani es el referente actual del Paris Saint Germain, el uruguayo tuvo que estar a la sombra de Zlatan Ibrahimovic por mucho tiempo hasta la salida del futbolista sueco al Manchester United, pero parece que Neymar no está dispuesto a tener la misma paciencia que tuvo el uruguayo durante algunas temporadas.

El diario L’equipe ya ha anticipado que en su versión impresa de mañana (algunas horas más en el tiempo de México) van a develar más detalles sobre este pleito entre ambos futbolistas.

La bomba ha estallado en París y al parecer esto va más allá de lucha de egos, el problema en París es más grave de lo que todos creíamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *