¡Terrible! Hugo Sánchez sufre humillación en el nuevo estadio del Atlético de Madrid.

A nadie le queda duda que Hugo Sánchez es de los mejores futbolistas en la historia del fútbol mexicano, incluso para muchos, el mejor. El ex futbolista destacó por su mentalidad ganadora y en la capital española aún le guardan mucho cariño, bueno, solamente un sector de Madrid.

Hugo Sánchez hizo cosas extraordinarias con el Real Madrid, se convirtió en un ídolo y recibió una gran cantidad de galardones que lo convierten en uno de los mejores jugadores en la historia del club merengue.

Pero antes de llegar al Real Madrid y convertirse en un referente del madridismo el mexicano vistió la playera del rival, del Atlético de Madrid en donde no le fue nada bien. Si bien Hugo con el paso del tiempo logró callar a sus detractores con sus buenas actuaciones,el inicio de su aventura por fútbol europeo con el Atlético de Madrid no fue una muy buena experiencia.

Los insultos racistas hacía Hugo Sánchez por parte de los mismos aficionados colchoneros fueron constantes para el mexicano, pero cuando logró apagar esa carga negativa en su contra llegó lo que muchos colchoneros consideran la gran traición del mexicano: Firmó por el Real Madrid.

Desde ese entonces Hugo no ha sido bien visto por los aficionados del Atlético de Madrid y hoy lo demostraron más que nunca en la inauguración del nuevo estadio de los colchoneros, el estadio Wanda Metropolitano.

A los alrededores del Estadio Wanda Metropolitano hay unas placas con jugadores históricos que vistieron la playera del Atlética de Madrid, entre ellas, ahí se encuentra la de Hugo Sánchez la cual fue pisoteada, escupida y rayada. A ningún aficionado le cayó bien ver la placa del mexicano en la nueva casa del Atlético de Madrid y le hicieron todo lo posible por dejarla en el peor estado posible.

Otras de las placas que no cayeron muy bien en la afición del Atlético de Madrid fueron las del Sergio el Kun Agüero y la de José Antonio Reyes, pero ninguna de las dos sufrieron el severo daño como la de Hugo Sánchez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *